La mayoría de las personas te dirán que las dietas que realmente funcionan, son pocas.

Si tienes sobre peso o incluso si simplemente quieres perder unas pocas libras en esos lugares altamente visibles, sin duda habrás intentado más de un plan de dieta; e igualmente, habrás encontrado que ninguna de estas dietas funciona para tí de la manera que debería.

Por supuesto, hay muchas razones por las que esto es así, pero la razón más común por la que encontrarás que la mayoría de las dietas no te funcionan es porque en general la mayoría de nosotras simplemente no las seguimos hasta el final.

Esperamos obtener resultados inmediatos y, cuando esto no sucede, nos desanimamos y nos damos por vencidas con demasiada facilidad en nuestras metas y aspiraciones de bajar de peso. El deseo de perder peso se acaba, y una vez más nos sumergimos en nuestro estilo de vida poco saludable y recuperamos las libras que habíamos perdido y con ello vuelve el desánimo.

Si realmente lo piensas bien, las dietas que funcionan, no son tan difíciles de encontrar. Hay literalmente cientos de planes de dieta disponibles para que los examines. El problema que surge con esto, sin embargo, es que debes encontrar un plan adecuado para ti, y que también sea saludable para que puedas iniciar con seguridad.

De hecho, esta es una de las muchas dificultades a las que te enfrentas cuando tratas de seguir una dieta, ya sea por primera vez o por enésima vez. Siempre es muy tentador seguir dietas que funcionan (o que crees que funcionarán), pero que no son saludables para ti y que te afectarán de manera adversa en el momento en que te deshagas de ellas.

Sin embargo, tendrás que mantenerte firme frente a estas tentaciones si desea tener una vida sana y una buena posibilidad de perder esas libras y mantenerlas alejadas.

Lo único que debería decirte es que encontrar una buena dieta no es una tarea difícil. La tarea difícil es ser constante y mantener el curso así hasta que logres ver los resultados deseados. Además la dieta debe adaptarse a tus necesidades. Tu cuerpo es único al igual que todos los requerimientos que necesitas, también son únicos.

No importa si tienes muchas libras o kilos que perder, o si quizás solo quieres perder un poco. Si tienes demasiada grasa corporal, piérdela. Es tan simple y tan difícil como eso. Y ni siquiera deberías hacerlo solo por motivos estéticos, más bien deberías hacerlo por los beneficios para la salud que obtendrás al perder esa grasa que hace daño a tu organismo.

Aunque es fácil para todos los que están a nuestro alrededor darse cuenta si una tiene grasa corporal de más que debe perder, no es tan fácil para una realizar esa tarea. Además, si debes perder más que unas pocas libras, entonces sabrás con mucha más razón que es necesario encontrar un plan de dieta que se adapte a esa meta para lograrla.

Seguir una dieta que te garantice perder 10 libras en dos semanas no es adecuada, primero porque no es saludable perder tanto peso tan rápido, y por otra parte, nunca se puede garantizar perder una cantidad de peso específica en un tiempo determinado, porque cada organismo es diferente.

Por supuesto que seguramente habrá algunas pruebas y tribulaciones que deberás enfrentar para perder peso, especialmente si llevas exceso de grasa corporal. Pero simplemente martirizarte con el pensamiento de que tienes exceso de grasa corporal y lo debes perder, no servirá.

Debes encontrar un plan de dieta que funcione para ti y que te ayude a perder ese exceso de grasa de manera saludable. Desafortunadamente, no siempre es fácil resistir la tentación que se te presenta cuando ves que algunas dietas pueden “ayudarte” a tirar esas libras más rápido que otras.

Sin embargo, si continúas con tu plan de dieta saludable, encontrarás que es más fácil mantener tu peso ideal incluso después de que retomes un estilo de vida más o menos normal.

El truco con estos planes de dieta, es que con el transcurso del tiempo, ese plan se convierta en un estilo de vida que finalmente te permita seguir comiendo sanamente y mantener ese peso saludable.

Así que sé inteligente y primero elige un plan de dieta que se adapte a tu cuerpo y no más bien al cuerpo que deseas tener. A partir de ahí, vamos de salto en salto para obtener ese cuerpo que siempre quisiste. Y cada vez que sepas que tienes exceso de grasa corporal, piérdelo tan pronto como puedas, no dejes que se acumule sobre ti y que después la tarea se vuelva mucho más difícil, otra vez.

Espero que estos consejos te sean de mucha utilidad y estoy segura que lo lograrás!

Recibe Consejos de Belleza y Salud!

Recibe Consejos de Belleza y Salud!

Lo mejor para verte siempre bella.


You have Successfully Subscribed!